Historia

Historia

Cuenta la leyenda que hace muchos años se les aparecía con mucha frecuencia un fraile a los vecinos del lugar.

Dicho fraile tenía atemorizados a todos los labradores y propietarios que vivían en esta zona, amenazándoles de estropear los cultivos, quitarles la comida y otras muchas cosas más.

Un día se les apareció a un grupo de personas a los que les tiró la sartén con la comida, uno de los labradores cansado ya de tanta maldad se levantó y le dio una fuerte bofetada. Cuando todos pensaban que el fraile iba a reaccionar este les comento que gracias a la bofetada de aquel valiente campesino no volvería a molestarles más. El Fraile les contó que aquella era una penitencia que tenía que cumplir ya que en el mismo lugar un día él le pego a su padre y le puso como castigo realizar toda esa maldad y que todo terminaría el día que le pegaran a él una bofetada.